Post Energia – Wide 1

  
Cortocircuitos en la alianza gobernante
El radicalismo pide un cambio de rumbo en materia energética
Mié 14
noviembre 2018
14 noviembre 2018
Ex secretarios de Energía de la UCR cuestionaron la no terminación del Gasoducto del Noreste y la intención de frenar las compras de gas a Bolivia. Además, pidieron que se revise el decreto ómnibus 882/17 que puso a la venta activos energéticos, creó IEASA y le transfirió una serie de obras, como las centrales hidroeléctricas de Santa Cruz.
Escuchar nota

El ex secretario de Energía Jorge Lapeña y otros técnicos del sector vinculados al radicalismo cuestionaron varias decisiones adoptadas por el actual gobierno nacional en los últimos meses y consideraron que estas «deberían ser reexaminadas». En el contexto de una reunión anual del Instituto Argentino de la Energía (IAE), Lapeña sostuvo que «resultan fuera de lógica los anuncios respecto a la interrupción de las compras de gas a Bolivia», y advirtió que con dicho país «nos liga un contrato con vencimiento en 2026, en un contexto en el cual la Argentina importa el 25 por ciento del gas que consume».

Asimismo, el ex secretario durante el gobierno de Raúl Alfonsín, y hasta hace pocos meses director en la estatal Enarsa, devenida en Integración Energética S.A. desde el año pasado, sostuvo que «nos resulta incomprensible el anuncio de la paralización de las obras del Gasoducto del Noreste Argentino (GNEA) dilapidando un enorme esfuerzo e inversión pública realizada por el Estado argentino».

El gas contratado a Bolivia es a un precio más conveniente que el del GNL importado por barcos o, como ocurrió en los dos últimos años, ingresado vía Chile. Energía argumentó para explicar las compras de GNL desde Chile que Bolivia presentaba dificultades para cumplir con sus compromisos de venta a la Argentina, que demandó a ese país en el invierno hasta 25 millones de metros cúbicos diarios.

Pasado el invierno, el incremento de la producción propia de gas no convencional en Vaca Muerta y una merma en la demanda interna (industrial y residencial) llevaron a Energía a autorizar exportaciones de gas a Chile, mientras pretende revisar a la baja el contrato vigente con Bolivia.

Las afirmaciones de Lapeña se produjeron durante la presentación de un documento durante un encuentro que contó con la presencia de otros dos ex secretarios de Energía radicales, Emilio Apud y Daniel Montamat (ambos integran hoy el Directorio de YPF), del ex ministro de Economía Jesús Rodríguez, y del ahora diputado radical por Cambiemos, Facundo Suarez Lastra.

Respecto del GNEA cabe señalar que para completar el tendido del caño troncal sólo restaba relicitar, por incumplimiento del adjudicatario original Vertúa, la construcción del primer tramo (100 kilómetros), que conectaba el ducto Juana Azurduy (que trae el gas desde Bolivia) por Salta, hacia Formosa.

Energía había confirmado la realización de la obra, pero en setiembre desistió y los motivos no fueron precisados, lo cual dió lugar a suponer que se debe al recorte de obras públicas en el marco del acuerdo con el FMI. Ahora, se inyecta gas natural desde el tramo sur del ducto, ingresando por Santa Fe hasta Chaco, quedando sin abasto las otras provincias de la región contempladas en el proyecto original.

La visión parcialmente crítica de la gestión de Energía se completó con un reclamo de «modificación» del decreto ómnibus 882/17 enfatizando que «a un año de dictado ha demostrado no ser un instrumento ni eficiente ni eficaz para realizar una reorganización virtuosa del sector eléctrico».

Se trata del decreto que fusionó Enarsa (Energía Argentina S.A.) y Ebisa (Emprendimientos Energéticos Binacionales S.A.) para conformar IEASA, que transfirió a este organismo una serie de obras que estaban a cargo del entonces Ministerio de Energía, como las centrales hidroeléctricas sobre el río Santa Cruz (Cóndor Cliff y La Barrancosa), y la concesión para la generación de energía eléctrica, habilitando su posible trasferencia al sector privado.

Al respecto, y consultado por EconoJournal, Lapeña consideró que «obras hidroeléctricas de eta envergadura deberían estar a cargo de una Unidad Ejecutora del tipo Hidronor, aunque tal vez más pequeña», (que gestionó la construcción de El Chocón, Planicie Banderita, Alicurá, Piedra del Aguila y otras sobre el río Limay), cerrada a principios de los noventa.

El mencionado decreto pone también en manos de IEASA la continuación de Central Térmica Río Turbio y los gasoductos Regional Centro II – Esperanza/Rafaela/Sunchales; Sistema Cordillerano/Patagónico; Gasoducto Cordillerano, y del Gasoducto de la Costa.

La misma norma impulsa a que IEASA proceda a la venta, cesión u otro mecanismo de transferencia de los activos de las Centrales Térmicas de Generación Eléctrica “Ensenada de Barragán” y “Brigadier López”, y de los activos y derechos correspondientes al proyecto Central Termoeléctrica Manuel Belgrano II.

El decreto 882/17 dispone también que Energía proceda «a la venta, cesión u otro mecanismo de transferencia de las participaciones accionarias de titularidad del Estado Nacional en Central Dique, Central Térmica Güemes, Central Puerto, Centrales térmicas Patagónicas, y de la transportadora de energía eléctrica troncal de la Patagonia, Transpa.

Un capítulo especial lo constituyó también la crítica radical al decreto que se reclama «revisar» en lo referido a la habilitación para vender la participación accionaria de la ex ENARSA en CITELEC, accionista en la transportadora Transener.

El listado de activos energéticos cuya enajenación propone el decreto ómnibus comprende además a los derechos que correspondan al Estado Nacional en las centrales de generación Termoeléctrica Manuel Belgrano, José de San Martín (Central Timbúes), Vuelta de Obligado y Guillermo Brown, todas iniciativas heredadas del gobierno anterior.

En otro orden, el documento expuesto por el IAE planteó su «satisfacción» por el «fin a los subsidios a la industria petrolera limitándolos en tiempo sólo al shale gas», y también por «el abandono del sendero de precios del gas natural «, que databa de la gestión de Juan José Aranguren.

«Esto prepara a nuestra industria petrolera para competir en el mundo con exportaciones que tienen que ser compatibles con los precios de cuenca, similares a los que rigen en países con economía gasífera competitiva», enfatizó Lapeña,

La revisión de los precios que habían sido pautados constituye un dato que las petroleras están evaluando para definir sus programas de inversiones para 2019.

De la gestión Iguacel, los energéticos radicales rescatan los anuncios referidos a la prometida puesta en práctica de una «tarifa plana del servicio público de gas natural», y las rebajas del precio del gas para generación eléctrica «que estaba sobrevaluado», afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LAS MÁS LEÍDAS

1.

| 03/19/2024

Markous: “El RIGI es un proyecto mejor que la Ley de LNG que proponía Massa”

El CEO de Tecpetrol dialogó con EconoJournal en el CERAWeek 2024 que se realiza en Houston y remarcó la importancia de que el Congreso apruebe el Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones para que se puedan llevar a cabo proyectos de LNG en la Argentina. También, analizó el escenario que se le presenta al país ante el declino de la producción de gas de Bolivia y el rol que podría jugar Brasil para que la Argentina pueda cubrir los picos de demanda durante el periodo invernal.
| 03/18/2024
Jean-Paul Prates, CEO de Petrobras, dialogó con EconoJournal en el CeraWeek 2024 que se realiza en Houston. Confirmó que la compañía brasileña está en conversaciones con la Argentina y Bolivia para encontrar alguna solución triangular que permita abastecer el pico de consumo de gas natural en el norte del país durante el invierno.
| 03/11/2024
La reversión del Gasoducto Norte, que en un principio tenía fecha de ingreso en operación para julio de 2024, finalmente estará recién terminada en septiembre. La estatal Enarsa adjudicará esta semana la construcción del caño troncal La Carlota-Tío Pujio. La alternativa transitoria que había propuesto TGN tampoco podrá resolver el abastecimiento de gas del norte del país, porque requería que el nuevo gasoducto esté listo antes de tiempo. Frente a ese necesario, el gobierno argentino deberá llevar adelante complejas negociaciones con Bolivia, Brasil y Chile para asegurar el suministro de gas de este año.
# 
| 03/07/2024
El CEO de SAESA analizó el estado del sector energético y expuso cuáles serían las medidas a tomar para poder aprovechar los recursos que posee el país. En este sentido, remarcó la necesidad de contar con reglas claras que otorguen previsibilidad, controlar de forma eficiente los subsidios a la energía y evitar que el Estado obstaculice las iniciativas de los privados.
WordPress Lightbox