Post Energia – Wide 1

  
A partir de 2018
Analizan autorizar a generadores privados a importar gasoil para centrales eléctricas
Vie 28
julio 2017
28 julio 2017
En el seno del Ministerio de Energía se empezaron a discutir alternativas para terminar con el monopolio del Estado en materia de importación de gasoil para centrales térmicas. Se plantearon esquemas híbridos para lograr una apertura parcial de ese negocio.
Escuchar nota

El Ministerio de Energía empezó a discutir seriamente cómo liberar el mercado de importación de combustibles para generación de energía a partir de 2018. Concretamente, la cartera que dirige Juan José Aranguren está estudiando alternativas para terminar con el monopolio del Estado en materia de compra de  combustibles (gas natural y gasoil) desde el exterior para las usinas térmicas. Se trata, en rigor, del principal desafío que tiene por delante el Ejecutivo para recomponer el mercado eléctrico y una apertura total para el negocio de generación de energía.

En al menos dos reuniones realizadas en julio, Aranguren se mostró a favor de migrar hacia un esquema híbrido en que los privados comiencen a jugar un rol en la importación de gasoil para las centrales termoeléctricas, que hoy opera integralmente en manos de Cammesa, la empresa mixta que administra el MEM, que es controlada por el Gobierno.

La propuesta que planteó un ala del área energética consiste en permitir una apertura parcial de ese negocio. Como el precio mayorista que pagan los usuarios residenciales aún no alcanza a cubrir el costo real de la energía (los hogares pagan, en promedio, $ 770 por MWh consumido contra cerca de $ 1300 de costo real), el Estado deberá seguir subsidiando la importación. Sobre esa certeza, lo que se propuso es la utilización de un indicador en materia de precios (por ejemplo, la cotización internacional del gasoil) a partir del cual si un generador privado logra adquirir el combustible más barato que el precio de referencia elegido, se comparta ese ahorro con el Estado.

“La idea es repartir parte de ese ahorro. Para el privado es un negocio. Y para el Estado también porque eleva la eficiencia en el despacho del combustible importado y, en definitiva, reduce la cantidad de subsidios que demanda el sector eléctrico”, explicó a EconoJournal un ejecutivo que está al tanto de las alternativas que se analizan en el seno del Ministerio de Energía.

Funcionarios del área como Marcos Porteau, que heredó la conducción de la Secretaría de Hidrocarburos desde la salida de José Luis Sureda; Alejandro Sruoga, secretario de Energía Eléctrica; Hugo Balboa, presidente de Enarsa; Daniel Redondo, de Planeamiento Estratégico, y David Tezanos, que hasta la semana pasada estuvo a cargo del Enargas, participaron de reuniones en las que se discutió el tema.

Transferir la adquisición de combustibles líquidos (gasoil y fuel oil) en cabeza de los privados –tal como estable la regulación vigente- es un asunto subsidiario del que en realidad más interesa a los generadores, que es la compra (e importación) de gas natural, que también es monopolizada por Cammesa y Enarsa.

“En el caso del gasoil, parece factible colocar esa tarea en los privados. El Estado podría oficiar como un proveedor de última instancia planificando, por una cuestión de seguridad técnica, el picking de invierno. La situación del gas, el principal combustibles del parque termoeléctrico, es más complejo”, analizó el presidente de otra generadora.

En ese terreno, el posicionamiento dentro de Energía es más disímil. De hecho, una línea interna del Ministerio promueve que el Estado se haga cargo de la instalación de una tercera terminal regasificadora de Gas Natural Licuado (GNL). Sin embargo, esa postura perdió fuerza en las últimas tres semanas, en desmedro de que la construcción de esa planta corra por cuenta de los privados que estén interesados. YPF, el mayor productor de gas del país, trabaja en su propio proyecto.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LAS MÁS LEÍDAS

1.

| 05/24/2024

Deuda con Cammesa: sobre el filo del plazo legal, las grandes empresas locales de energía aceptaron las condiciones de negociación que impuso Economía

Se trata de Tecpetrol, Pampa Energía, Central Puerto y MSU Energy, las cuatro compañías con accionistas locales que aún no habían validado las condiciones de pago de la deuda acumulada por Cammesa y el Plan Gas durante el primer cuatrimestre del año. El ministro de Economía, que en las últimas semanas cortó la comunicación con los máximos referentes empresariales, había dado hace 10 días un ultimátum a los privados para que acepten el pago del pasivo con una quita del 50%.
| 05/23/2024
El gasoducto Néstor Kirchner transporta 11 millones de m3 de gas por día, pero podría estar transportando 22 millones si el gobierno no le hubiera retaceado el giro de fondos a las constructoras a cargo de las obras. El gobierno nacional mantiene una deuda de 40 millones con las constructoras Sacde y Contreras lo que impidió terminar las plantas para este invierno. Ahora, en cambio, debe importar combustibles líquidos de urgencia por 500 millones para afrontar el faltante de gas.
| 05/21/2024
Cammesa licitó la adquisición de siete cargamentos de 50.000 m3 de gasoil y cinco cargamentos de fueloil por 200.000 toneladas en total. Con la compra de urgencia de combustibles líquidos, que obligarán al Ministerio de Economía a gastar más de US$ 500 millones que no estaban previstos, el gobierno quiere evitar cortes de contratos interrumpibles de gas a industrias y grandes comercios, tal como sucede desde la semana pasada con estaciones de GNC.
| 05/20/2024
“No quiero tener acá a nadie que venga a hacer espionaje”, le aseguró el funcionario a sus más íntimos, quienes filtraron la noticia a las empresas del sector privado para dejar en claro que ahora comienza una nueva etapa. Pese a ello, Morales sigue teniendo poder dentro de aparato estatal y sus intervenciones comenzaron a generar revuelo porque aparece siempre que hay que despedir a alguien. Sus vínculos con Guillermo Coppola y Cristina Fernández de Kirchner.
WordPress Lightbox