Post Energia – Wide 1

  
Crisis energética en Estados Unidos
Para evitar apagones, California pagará a usuarios industriales por reducir su consumo de energía
Mié 4
agosto 2021
04 agosto 2021
Usuarios industriales podrán suscribirse a nuevos programas de reducción de la demanda que pagarán dos dólares por kWh resignado. California enfrenta una escasez de suministro de energía generada por los incendios forestales, las sequías continuas y las condiciones de calor extremo.
Escuchar nota

California utilizará fondos públicos para incentivar a las empresas industriales a que reduzcan su demanda de energía en los períodos en que exista el riesgo de apagones en el servicio eléctrico. La medida forma parte de un paquete de emergencia que busca garantizar la disponibilidad de más energía en el futuro cercano.

El estado de la región oeste de Estados Unidos declaró el viernes una situación de emergencia vinculada con los efectos de los incendios forestales, las sequías continuas y las condiciones de calor extremo sobre el servicio eléctrico. La gobernación reembolsará a las compañías eléctricas los pagos a los clientes que acuerden reducir el uso de energía en los períodos críticos. También fueron aliviadas las restricciones sobre el uso de generadores de respaldo y se ordenó a las agencias estatales que agilicen el proceso para sumar más capacidad de energías renovables en la red.

La declaración de emergencia señala problemas en la provisión de energía por falta de agua en los reservorios y una reducción de hasta 4000 MW en la oferta de energía provocada por una serie de incendios forestales que afectaron la interconexión eléctrica con el estado de Oregon. También se agregó que California se enfrenta a una escasez adicional de suministro de energía proyectada de hasta 3500 MW en los momentos de pico en la demanda entre la tarde y noche en los días más calurosos. El déficit es mayor que el proyectado en mayo de 2021.

“California lidera la nación con sus ambiciosos objetivos de energía limpia, y con la crisis climática que amenaza a las comunidades de todo el oeste, debemos tomar medidas decisivas para ampliar y acelerar nuestra transición a un sistema de electricidad 100% limpio, que satisfaga las necesidades del siglo XXI y más allá”, dijo el gobernador Gavin Newson el viernes en un comunicado. “Mientras construimos un futuro energético seguro, asequible y confiable que beneficie a todas nuestras comunidades, también estamos tomando medidas para enfrentar los desafíos causados por el cambio climático que ya están a nuestras puertas”, agregó.

Pagos por reducir el consumo

Newson dispuso que el Departamento de Finanzas financie programas complementarios de reducción de la demanda eléctrica a ser establecidos por las compañías eléctricas de California. Buscan así incentivar a los grandes usuarios de energía a que reduzcan su demanda de electricidad cuando ocurre un evento de calor extremo, una reducción repentina y severa de la capacidad de transmisión, o ambos.

Los clientes de las compañías eléctricas que se inscriban en esos programas podrán recibir hasta 2 dólares por cada kWh que dejen de consumir. Como condición para recibir el dinero, los clientes se comprometen a reducir su demanda eléctrica por un número mínimo preestablecido de kWh en todos los momentos en que el operador de la red de transmisión estatal, CAISO, determine que es necesario ejecutar una reducción de la demanda bajo dichos programas. Las compañías eléctricas deberán operar estos programas hasta el 31 de octubre próximo.

En California ya existen programas y mecanismos para la reducción de la demanda eléctrica pero que se resuelven dentro del mercado. En este caso, el Estado interviene con fondos públicos para crear programas complementarios. Las autoridades no informaron aún cuántos fondos serán asignados a estos. “Estamos trabajando en los detalles», dijo la presidenta de la Comisión de Servicios Públicos de California (CPUC), Marybel Batjer.

El pago de dos dólares por kWh conservado es generoso si se lo compara con el precio promedio de 14 centavos de dólar por kWh que las industrias de California pagaron en mayo. De todas formas, el éxito de los programas dependerá de la cantidad de clientes industriales dispuestos a reducir su producción.

Falta de energía

Los problemas para garantizar la oferta de energía en los meses de verano no son nuevos en California. El Estado registró durante algunos días de agosto del año pasado cortes rotativos en el servicio eléctrico por falta de energía, un hecho que no se registraba desde 2001. El informe final de CAISO, CPUC y la Comisión de Energía de California arrojó que los cortes fueron provocados por las condiciones climáticas extremas, la adecuación de recursos y los procesos de planificación, y las prácticas de mercado.

Un problema central que afecta a la resiliencia de la red en California es el déficit de generación de energía: es uno de los principales estados importadores en Estados Unidos. Ese déficit es particularmente acuciante a la hora de despachar energía entre las 16 y las 21 horas, franja en la que el mayor nivel de consumo eléctrico diario se conjuga con el declive de la generación solar, que en California es particularmente importante por ser el principal estado productor, con 23.000 MW de potencia solar instalada.

California retiró en los últimos años cerca de 10.000 MW de potencia firme, distribuidos entre usinas termoeléctricas a gas natural y una central nuclear, y sumó 13.000 MW de potencia solar y eólica. CAISO advirtió a las autoridades que necesita capacidad “no intermitente” para garantizar el servicio. No obstante, la Comisión de Servicios Públicos aprobó en junio un plan para procurar 11.500 MW nuevos solo de energías renovables.

North American Electric Reliability Corporation (NERC), la entidad encargada de desarrollar y hacer cumplir los estándares de seguridad obligatorios en las redes de Estados Unidos, indicó que existe un riesgo creciente relacionado con la alta penetración de las renovables en algunas regiones. La adición de energía eólica y solar, junto con el crecimiento continuo de los recursos energéticos distribuidos y el retiro de la generación convencional, “están cambiando fundamentalmente la forma en que se planifica y opera la red”, señaló NERC en su último informe de Evaluación de Seguridad a Largo Plazo. Advirtió que California puede sufrir emergencias eléctricas incluso en períodos de demanda veraniega normal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LAS MÁS LEÍDAS

1.

EEUU
| 02/23/2024

¿Qué hay detrás del freno de Estados Unidos al otorgamiento de nuevos permisos de exportación de LNG?

El Departamento de Energía frenó temporalmente el otorgamiento de nuevos permisos de exportación a países sin un TLC firmado con EE.UU. La medida no afecta a los proyectos con permisos de construcción y exportación ya otorgados, pero inquieta a los países importadores. Funcionarios del gobierno de Biden no pudieron precisar cuánto durará la suspensión. La industria del gas en Alemania cuestionó severamente la medida. El Congreso estadounidense amenaza con retirarle al poder ejecutivo la autoridad para otorgar permisos de exportación.
BLC
| 02/19/2024
La compañía se encuentra desarrollando un sistema de gestión de energía Optimum PG – EMS para el campus Thomas Aquinas College en California.
www.politico
| 01/20/2024
El Congreso ya puede votar el proyecto PROVE IT, una ley que obligaría a medir la intensidad de carbono en algunos productos importados. La ley alcanzaría al litio argentino por tener Argentina una «posición sustancial» en ese producto. El avance de la legislación es una respuesta al mecanismo implementado por Europa para aplicar una tarifa de carbono a las importaciones. Senadores del Partido Republicano presentaron una «política ambiental republicana» de aranceles a bienes intensivos en carbono.
Record en producción de no convencionales
| 01/17/2024
La Agencia de Protección Ambiental de los EE.UU. (EPA) publicó su propuesta de regla para la aplicación del Cargo sobre las Emisiones Desperdiciadas de metano. El cargo comenzará a aplicarse en 2025, con un monto inicial de US$ 900 por tonelada desperdiciada de metano. Miles de pequeños productores advierten que sus explotaciones se volverán económicamente inviables si el gobierno avanza con la regla.
WordPress Lightbox