Post Opinión – Wide 1

  
Por Juan Bosch
Acuerdo entre privados: una oportunidad que brindará dinamismo al sector energético de la Argentina
Lun 10
abril 2017
10 abril 2017
Escuchar nota

Por Juan Bosch, Presidente SAESA –trader de energía-

Argentina tiene un mercado de energía tanto de gas como de eléctrica que supo ser modelo, pero que actualmente está en crisis y tenemos mucho potencial para reconstruirlo. Frente a este marco, un pilar crucial para el desarrollo del sector energético en el país son los contratos entre privados.

En materia de renovables, el acuerdo entre privados -aquellos industriales y comerciales que pueden optar por contratos por fuera del sistema de Cammesa- representa una gran oportunidad para el escenario energético del país ya que brindará mayor dinamismo para el desarrollo de proyectos renovables, tanto de gran escala como distribuida y de autogeneración.

Desde septiembre del 2015, a partir de la Ley 27.191 de Energías Renovables, los Grandes Usuarios no sólo tienen la obligación de consumir energía renovable (que pueden cumplir contratando por sí, autogenerando o cayendo en las Compras Conjuntas del Estado a largo plazo) sino que tienen además, derecho a contratarla libremente. De celebrar PPAs privados libremente pactados.

Justamente sobre este tema amplié en mi participación en el panel “Explorar más allá de RenovAr 1 y 1.5” del evento Futuro Solar Argentina, una conferencia internacional para todas las compañías interesadas en el negocio de la energía solar que se llevó a cabo en Buenos Aires en los últimos días del mes de marzo. Había allí representantes de todo el sector energético, tanto del gobierno como empresarios privados. Durante las conferencias se abordaron diversas temáticas vinculadas con las oportunidades y desafíos que presenta el escenario energético actual del país.

El acuerdo entre privados no sólo brinda oportunidades para el sector de las renovables, sino también en materia de gas y energía eléctrica en general. En la Argentina existen 8.500 grandes usuarios de energía eléctrica y unos 3.000 de gas.

Actualmente, importar, producir o comercializar electricidad, gas natural, gas natural líquido o combustibles para producir energía se transformó en una actividad “pseudo-estatizada”, dominada por  entidades públicas o semi públicas que actúan bajo instrucciones regulatorias. Nada más alejado de un mercado transparente y competitivo con pluralidad de actores que prevén los marcos normativos vigentes.

En materia de electricidad, la Argentina sigue aferrada a un paradigma simple, rígido y obsoleto, el cual es tan inflexible como ineficiente. Se siguen instalando cada vez más centrales eléctricas de gran escala, fuera de los centros de consumo, y transportando la energía con enormes líneas que atraviesan el país, para luego distribuirla en las ciudades. Sin embargo, hay países que han incorporado sobre esta añeja matriz elementos que dan flexibilidad al mercado eléctrico. Los mecanismos son variados: la generación distribuida –transformando a los usuarios en generadores de energía, es decir, en “prosumidores”-. Otro interesante elemento es la demanda flexible (allí los usuarios de energía pueden ofrecer reducir su consumo de la red en situaciones de pico, recibiendo un pago por ello.).

Para que estas herramientas puedan llevarse a cabo, es fundamental regresar al cumplimiento de la aplicación de la Ley 24.065. Devolver al mercado eléctrico plena vigencia, con transparencia en los precios y costos reales. Devolver a los consumidores de energía su derecho perdido a elegir su proveedor de energía, tanto renovable como convencional, y negociar las condiciones de suministro libremente.

Abrir paso a esta flexibilidad dinamizaría inversiones motorizadas por una multiplicidad de actores enorme, brindando múltiples beneficios en la actividad económica y agregación de valor en Argentina; desplazando importación de gasoil (combustible hoy utilizado para cubrir parte de los picos de consumo).

Teniendo en cuenta este panorama, es necesario devolver gradualmente a grandes usuarios y distribuidoras el derecho a elegir su proveedor y negociar libremente los términos del suministro, es decir, celebrar PPAs privados. También activar los mecanismos de generación distribuida y auto gestión de la demanda por parte de los consumidores. Dar espacio para que cada agente asuma sus propias decisiones económicas, sin estar obligados o “heredar” contratos negociados y firmados por terceros.

En este contexto, se motorizarán las iniciativas de flexibilidad, eficiencia y sustentabilidad en toda la cadena energética, permitiendo un mercado abierto, transparente y competitivo, con miles de agentes operando. Ello dinamizará las inversiones y dará versatilidad al sistema eléctrico argentino, que aún está en crisis.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LAS MÁS LEÍDAS

1.

| 01/11/2023

La Cámara Eólica Argentina presentó su estudio sobre la ampliación en el sistema de transporte

La Cámara Eólica Argentina (CEA) exhibió el estudio sobre la ampliación en el sistema de transporte ante los organismos gubernamentales y a la Compañía administradora del Mercado Mayorista Eléctrico, con el fin de trabajar en conjunto para resolver la falta de capacidad. Además, realizó un análisis pormenorizado de los beneficios, desafíos y temas pendientes en el sector de energías limpias en Argentina.
| 12/12/2022
Hay al menos siete proyectos en carpeta que impulsa la Agencia de Inversiones de Neuquén en las áreas eólica, solar, hidroeléctrica, geotérmica y biomasa. «Hay una buena decisión del gobierno provincial de que el gas tiene que formar parte de la transición energética”, afirmó José Brillo, presidente de la Agencia.
| 09/28/2022
Se acerca la primavera, por eso, los planes de acampar comienzan a ser cada vez más frecuentes entre los fanáticos de la aventura. Seis razones para llevar una central eléctrica portátil a tu próxima escapada.
| 09/15/2022
La presidenta del poder ejecutivo europeo dijo que el mercado del gas necesita una nueva referencia que refleje el cambio a mayores importaciones de LNG. También propuso reglas para limitar el precio que perciben las empresas generadoras de electricidad. El límite afectará a las generadoras de energías limpias y de carbón. Grupos industriales de energías renovables advirtieron que las reglas pueden afectar las inversiones en energías limpias.
WordPress Lightbox