Post Oil&Gas – Wide 1

  
ENCUENTRO CON LOS CEOS DE PECOM, GALILEO Y WÄRTSILÄ
Piden estabilidad macroeconómica y regulatoria para Vaca Muerta
25 de septiembre
2019
25 septiembre 2019
JAVIER GREMES CORDERO DE PECOM Y OSVALDO DEL CAMPO DE GALILEO Y ALBERTO FERNÁNDEZ DE WÄRTSILÄ COINCIDIERON EN LA NECESIDAD DE MEJORAR LAS CONDICIONES EN LAS QUE SE DESENVUELVE EL SECTOR HIDROCARBURÍFERO PARA APROVECHAR LAS OPORTUNIDADES DE NEGOCIOS EXISTENTES.
Escuchar nota

Aparte de transitar un camino ligado a la industria de Oil & Gas, Pecom, Galileo Technologies y Wärtsilä Argentina comparten una misma visión acerca de lo que precisa la actividad para recuperar su vigor y afrontar los retos venideros. Reunidos en el ‘Encuentro de los CEOs’ que se celebra en la XII Argentina Oil & Gas, los principales referentes de estas tres compañías coincidieron en resaltar la necesidad de contar con un contexto macroeconómico y un marco regulatorio más estable. Bajo la moderación del presidente del Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG), Ernesto López Anadón, los directivos también enfatizaron la importancia de estar a la altura de los desafíos y las complejidades que representa Vaca Muerta. 

Con más de 70 años en el mercado local, Pecom es una organización inicialmente orientada al agro y a la industria naviera que ingresó al negocio petrolero en 1960 y se convirtió en operadora durante los años ’90. «Por determinadas circunstancias nos fuimos del segmento, al que volvimos en 2015 con la compra de Skanska. En 2018, además, adquirimos Bolland y Tel 3», repasó Javier Gremes Cordero, CEO de la empresa.

Con alrededor de 6.500 empleados, hoy la firma maneja más de 3.700 equipos y cuenta con 28 bases y tres plantas industriales. «A partir de este conglomerado, brindamos una amplia gama de servicios para las operadoras que van desde la ingeniería y la construcción hasta la operación y el mantenimiento de pozos, pasando por la gestión de químicos, la exportación de bombas y las soluciones ambientales, entre otras prestaciones», enumeró el ejecutivo.

Gremes Cordero destacó que en los últimos tiempos Pecom llevó a cabo un realineamiento de todos sus procesos internos para poder satisfacer las necesidades de sus clientes, lo que lógicamente implicó el desembolso de una fuerte inversión. «Venimos revisando nuestros procesos para dar un servicio integrado. En el futuro queremos ofrecerles a las operadoras una mayor productividad, independientemente de que usen o no todas nuestras prestaciones», proyectó.

El gran reto que deberán sortear las proveedoras de servicios, insistió, pasa por garantizarle más productividad a las operadoras. «De otro modo, no se aprovechará todo el potencial de Vaca Muerta ni se avanzará con la exportación de energía», recalcó. Es hora, a su criterio, de diseñar un planeamiento a largo plazo, sabiendo de las oportunidades que brinda el auge no convencional, pero defendiendo la relevancia del segmento convencional. «Frente a ese panorama, estamos preparando nuevas inversiones de envergadura. Nuestras plantas ya están a máxima capacidad, por lo que prevemos ampliarlas. Y también apostaremos por el conocimiento y la seguridad. Vamos a alinear nuestros procesos para dejar de vender bienes y servicios, y pasar a vender soluciones de punta a punta, otorgando incentivos productivos a las operadoras. Esto puede sonar sencillo, pero el desafío es enorme», reconoció.

Lo hecho en Estados Unidos, comparó Gremes Cordero, sirve de modelo a seguir. «Las empresas de servicios debemos ayudar a las operadoras a enfocarse en el subsuelo, mientras nos concentramos en la superficie. Pero nunca tenemos que perder la mirada a largo plazo, porque el recurso está y los problemas coyunturales pasarán», aseguró.

Javier Gremes Cordero /Pecon
Nuestras plantas ya están a máxima capacidad, por lo que prevemos ampliarlas.

Las inversiones en digitalización e información, agregó, requieren un marco jurídico adecuado y estable, sin interrupciones unilaterales. «El país necesita un crecimiento sustentable, y para eso hace falta energía. Nosotros tenemos los recursos, por lo que no podemos dejar pasar la oportunidad de aprovecharlos. Como dirigentes tenemos la responsabilidad de fomentar que ese desarrollo ocurra. Esta industria es trabajo, regalías e ingresos para mejorar la calidad de vida de toda la población», manifestó. 

Innovación local

Galileo es una ‘rara avis’ para el mercado local, ya que se trata de una empresa que diseña y desarrolla tecnología desde el país hacia el resto del mundo. «Nacimos hace casi 30 años convirtiendo automóviles a Gas Natural Comprimido (GNC) y construyendo estaciones de servicio. Vimos que hacía falta un aporte tecnológico a esa cadena y gradualmente comenzamos a replicar el exitoso modelo argentino en el exterior. Al notar que nuestro crecimiento estaba limitado por el trazado de los gasoductos, creamos la lógica del Gasoducto Virtual (GV) que hoy se usa en todo el mundo para conectar a los ductos con la gente, y a los pozos con los ductos», explicó Osvaldo Del Campo, CEO de Galileo Technologies.

Osvaldo Del Campo /Galileo
Los empresarios pueden adaptarse a una realidad sostenida, no a una que cambia todos los días.

A su entender, por estos días la industria se enfrenta al nuevo paradigma del Gas Natural Licuado (LNG, según sus siglas en inglés), lo que llevó a la compañía a crear Cryobox, una tecnología única a nivel global que permite licuar el fluido a pequeña escala y con bajos costos. «Así llegamos al ‘Gas Natural 3.0’, conectando al pozo con el usuario final sin usar la infraestructura convencional. Hoy existen limitaciones ambientales y geográficas para construir nuevos ductos, por lo que estamos haciendo el camino inverso a Vaca Muerta: tomando gas de los pozos, licuándolo en la cabeza de los mismos, reutilizando el fluido en toda la operatoria y masificando el uso de LNG en la región», detalló. 

La tecnología de Galileo, expresó, podría ser una solución para Vaca Muerta al contribuir con la atención de la demanda regional. «Adicionalmente estamos iniciando el uso vehicular de LNG en el transporte de carga. Aunque el mundo viene mutando hacia esquemas alternativos, la industria pesada seguirá necesitando del gas natural. Lo que estamos promoviendo es un LNG eficiente y cercano al usuario», ponderó.

A su entender, el GNC y el LNG poseen distintos campos de aplicación. «El LNG es más caro de producir, pero más barato de almacenar. No esperamos que los autos particulares funcionen a LNG, pero sí los camiones y barcos. El ‘high power’ empleará LNG, mientras que el GNC quedará para los usos convencionales. Lo mismo pasará con los GV, que utilizarán uno y otro recurso, según las distancias», diferencia.

Auto-declarado ‘creyente fanático del gas’, Del Campo consideró más lógico que el recurso de Vaca Muerta se consuma en el país. «Nuestra respuesta a los problemas siempre es tecnológica. Todas las energías del futuro serán muy competitivas entre sí, por lo que hay que buscar una lógica eficiente en toda la cadena de valor a través de desarrollos y de consolidación de operaciones. Vemos un futuro gasificado, en el que habrá fuentes renovables, Vaca Muerta y ‘Vaca Vida’ (tal como llamo al biogás). Creemos en la gasificación del      , de la cadena de transporte y del Downstream», reivindicó.

En ese sentido, resaltó que la Argentina es uno de los países más gasificados del mundo, pero un 50% de la población no tiene acceso al gas. «Hay que superar las limitaciones de este modelo. Lo importante no es tanto si una política es buena o mala, sino constante. Los empresarios pueden adaptarse a una realidad sostenida, no a una que cambia todos los días», cuestionó. 

A nivel local, evocó, el GNC se sostuvo como política de Estado durante 30 años y sobrevivió a 15 ministros de Economía. «Eso nos permitió crecer y exportar nuestras soluciones al mundo. Vaca Muerta necesita saber que es posible un cambio de gobierno sin que se alteren los preceptos básicos. Problemas hay en todos lados, lo que hay que defender son las políticas a largo plazo», completó.

Nueva mentalidad 

Compañía finlandesa que posee 185 años de vida, Wärtsilä se especializa en el desarrollo de motores extremadamente eficientes. En la Argentina lleva 22 años de trayectoria y exhibe un muy buen presente. «En 1997 nuestro staff se limitaba a unas 10 ó 15 personas. Hoy estamos a cargo de 130 profesionales. Nuestra actividad principal es el servicio y la provisión a centrales eléctricas, aunque estamos muy interesados en crecer en el ámbito hidrocarburífero. Llevamos más de 600 megawatts (Mw) instalados y hay más de 80 Mw en construcción. Más de la mitad de esa potencia la instalamos nosotros como project managers», resumió Alberto S. Fernández, CEO de la empresa en el país.

 Desde su óptica, la expansión de Wärtsilä se vio favorecida por el nuevo marco de reglas para el sector eléctrico doméstico. «Lo que tiene en común ese rubro con respecto al  mercado de Oil & Gas es la permanente necesidad de flexibilidad y eficiencia», aseguró.

La firma, indicó, usa combustibles que habitualmente se emplean en la matriz nacional, brindando un nivel de eficiencia más alto, incluso en comparación con ciclos combinados. «Pensamos que utilizando gases asociados, condensados y Gas Licuado de Petróleo (GLP) puede optimizarse el desempeño en los campos. Esto es clave en un escenario como el actual, en el que tanto se habla de la importancia de ser eficientes en Vaca Muerta», subrayó.

En ese sentido, el directivo consideró esencial cambiar la mentalidad de cómo se toma la energía en la industria hidrocarburífera nacional. «Podemos hacer un aporte interesante al respecto. Se trata de electrificar los yacimientos, monetizando el gas y generando energía in situ con componentes locales», especificó.

En su opinión, Wärtsilä Argentina seguirá creciendo, más allá de los avatares de la coyuntura. «Esta puede considerarse como una época ‘tranquila’, y aun así logramos dos acuerdos de provisión de centrales», expuso. 

Para graficar el compromiso a largo plazo de la organización, Fernández recordó que hace 22 años que Wärtsilä Argentina opera la central con la que ingresó al mercado doméstico, la de Cerro Vanguardia. «No hay dudas de que estamos viviendo un momento de recesión. Hay menor generación eléctrica en general, lo que baja un poco el nivel de actividad de los servicios. Pero seguimos pensando en el futuro», afirmó.

Alberto Fernández /Wärtsilä
No hay dudas de que estamos viviendo un momento de recesión. Hay menor generación eléctrica en general, pero seguimos pensando en el futuro.

De todos modos, remarcó, ninguna expansión será posible sin la disponibilidad de reglas estables. «Si a nuestros clientes les va bien, a nosotros también. Todos necesitamos estabilidad macroeconómica y normativas que ayuden a desarrollar nuevos conceptos tecnológicos», concluyó. ←  


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LAS MÁS LEÍDAS

1.

# 
| 07/11/2024

Vista aumentó un 40% su producción

La compañía redujo sus costos un 6% año contra año. Además, la producción de petróleo registró un incremento del 46%, con un total de 57.200 barriles diarios (bbl/d).
| 07/11/2024
Funcionarios del gobierno están ultimando el texto de la reglamentación de la Ley Bases para evitar que los cambios que introdujo la norma aprobada en el Congreso en materia tributaria provoquen la reducción efectiva del salario neto que cobran unos de 30.000 operarios de la industria petrolera a partir del mes próximo. La situación tiene en vilo a Marcelo Rucci, líder del sindicato petrolero de Neuquén, porque de no solucionarse desembocaría casi inevitablemente en un conflicto sindical en el epicentro de Vaca Muerta.
# 
| 07/11/2024
Autoridades nacionales, provinciales y directivos de Sacde y TGS habilitaron la planta compresora de Tratayén. La obra permitirá ampliar la capacidad de transporte del GNK de 11 millones m3 a 16 millones. Además, generará un ahorro de divisas para la Argentina.
# 
| 07/08/2024
Mario Patiño, representante de Insight M, precisó que las tecnologías de detección aérea podrían transformar la eficiencia productiva en la cuenca neuquina. Las próximas regulaciones en Estados Unidos disminuirían el porcentaje de emisiones y generarían una gestión más eficiente del metano.
WordPress Lightbox

TE RECOMENDAMOS