Post Oil&Gas – Wide 1

  
ADELANTO DE AUMENTO Y BONO EXTRAORDINARIO
Cuál es la mejora de ingresos que contempla el nuevo acuerdo firmado por los gremios petroleros con las productoras
Jue 10
noviembre 2022
10 noviembre 2022
Para recomponer los ingresos de los trabajadores se acordó adelantar a enero el aumento de 18,5%, que inicialmente estaba previsto pagarlo entre febrero y marzo, y pagar un bono de 100.000 pesos en dos cuotas iguales en diciembre y febrero. También se mejora el monto destinado a vianda y habrá revisión en marzo.
Escuchar nota

Las compañías petroleras acordaron este miércoles con los gremios del sector adelantar a enero de 2023 el aumento de 18,5% que había sido negociado en julio, la cual será no remunerativo hasta marzo para luego ser incorporado al salario. A su vez, los trabajadores percibirán un bono de 100.000 pesos que se abonará en dos cuotas iguales con los sueldos de diciembre y febrero.

El acuerdo paritario firmado el 20 de julio dispuso un incremento anual de 79% que, si bien inicialmente significó una recomposición por sobre la evolución del IPC, hoy se ubica por debajo de la inflación proyectada. Los gremios petroleros habían solicitado en las últimas semanas elevar ese porcentaje de la paritaria y finalmente se terminaran negociando una serie de mejoras destinadas a incrementar los ingresos de los trabajadores.

Aumento adelantado

El aumento de 18,5% se iba a cobrar entre febrero y marzo. En la paritaria firmada en julio se había acordado un 8,5% en febrero y el 10% restante en marzo, siempre calculado sobre los salarios de abril de 2022. Ahora el 18,5% se empezará a cobrar todo a partir de enero de modo no remunerativo.  

“Se aplicará sobre los conceptos remunerativos y no remunerativos, convencionales y no convencionales, normales y habituales, viandas y ayuda alimentaria, debiendo ser excluidos los conceptos cuya naturaleza está sujeta a bonos de facturación, adicional o ayuda vivienda, asignación o vehículo”, aclara el acuerdo firmado por la cámara de productores (CEPH) y el conjunto de los referentes sindicales, encabezados por Marcelo Rucci, líder del sindicato de petroleros privados de Neuquén, Río Negro y La Pampa. 

En el mismo texto se precisa que esos últimos conceptos se ajustarán conforme a las prácticas habituales de cada compañía y a las particularidades de cada contrato de trabajo. Por último, se remarca que esta gratificación que los dos primeros meses será no remunerativa formará parte de la base del cálculo con la que se deberá abonar el aguinaldo de 2023.

Bono y vianda

El bono de 100.000 pesos es igual al acordado por el gremio de camioneros, aunque en ese caso se acordó su pago en cuatro cuotas, mientras que las petroleras lo abonarán en dos pagos con los salarios de diciembre y febrero. El acuerdo aclara que el bono se abonará “como compensación del impacto que tuvo el impuesto a la ganancia sobre los salarios de los trabajadores hasta la firma del presente”.

Aquellos trabajadores que cumplen jornadas inferiores a la legal o que ingresaron a su empresa después de abril de 2022 también percibirán el bono, pero en forma proporcional.

El acuerdo también contempló incrementar el monto correspondiente a la vianda a 65.000 pesos a partir de noviembre de 2022 y hasta marzo de 2023.

A cuenta de lo que resuelva el Estado

Debido a que dentro del gobierno se viene analizando desde hace varias semanas la posibilidad de obligar a las empresas a pagar un bono o una suma fija, las petroleras se cubrieron en el acuerdo al dejar explicitado que si antes de la finalización de la paritaria en marzo de 2023 “se dictara cualquier tipo de norma estatal nacional y/o provincial, a través de la cual se estableciera el pago obligatorio de un aumento salarial y/o un bono y/o una suma fija y/o cualquier otro tipo de prestación dineraria, de cualquier carácter y/o naturaleza, el mismo quedará absorbido, hasta su concurrencia, por el resultante de la gratificación establecida en el artículo tercero”. Es decir, por el bono de 100.000 pesos.

Revisión y paz social

Por último, el acuerdo también deja explicitado que las partes se reunirán en marzo “a efectos de analizar las variables económicas y la variación del IPC elaborado por el Indec a nivel nacional por el período abril de 2022 a marzo de 2022, a efectos de realizar las adecuaciones que pudieran corresponder”.

Además, se remarca que ambas partes ratifican su compromiso de mantener la actividad en un marco de paz social y ausencia de conflictos  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LAS MÁS LEÍDAS

1.

# 
| 11/07/2022

Generadoras acordaron un aumento del 99% con Luz y Fuerza y esperan un resolución del gobierno para recomponer ingresos

Luz y Fuerza cerró un acuerdo paritario con la mayoría de las principales empresas transportistas y generadoras de electricidad. Entre las generadoras esperan una actualización de los ingresos percibidos por las centrales pesificadas. Nucleoeléctrica y las termoeléctricas Belgrano y San Martín no ratificaron la paritaria aún.
# 
| 08/29/2022
El ministro de Economía demora la implementación de un acuerdo de Basualdo con generadoras y no actualiza los ingresos de las eléctricas. Frente a eso, las empresas no ceden al reclamo salarial de Luz y Fuerza, que la semana pasada inició un plan de lucha con retención de tareas. El viernes fracasó la quinta reunión entre las partes. La situación compromete la operación de las centrales térmicas de cara al verano, el momento de mayor consumo.
# 
| 05/17/2022
Fuentes del equipo económico señalaron a EconoJournal que lo ideal sería que el bono no solo fuera suscripto por las petroleras sino por cualquier inversor. El objetivo es que comiencen a surgir proyectos productivos capaces de canalizar ahorro privado. Enarsa podría emitir ese bono previa autorización de la Comisión Nacional de Valores. Desde el punto de vista financiero es viable porque en el volumen de facturación que va a generar el gasoducto el repago de esta deuda sería prácticamente insignificante.
# 
| 04/27/2022
El equipo de Federico Basualdo está dedicado por ahora a definir la estructura financiera de ese título de deuda. Es decir, el monto que se emitirá, a cuántos años, con que tasa de interés y que tipo de garantías incluirá para el inversor. En ese contexto, se sondeó informalmente a unas pocas petroleras porque la intención es que sean esas compañías, que se beneficiarán con el gasoducto, las encargadas de financiar una parte del proyecto de infraestructura.
WordPress Lightbox