Post Energia – Wide 1

  
El impacto de las elecciones en Vaca Muerta
Neuquén: una elección que incomoda a Gutiérrez y anticipa una interna para 2023
Dom 12
septiembre 2021
12 septiembre 2021
Las PASO de este domingo movilizan al gobierno de Neuquén en una suerte de incómodo plebiscito. Omar Gutiérrez deberá medirse en internas con el adversario que busca sucederlo en el 2023. En el Frente de Todos, Tanya Bertoldi, la precandidata que logró imponer el secretario de Energía, Darío Martínez, se impondría con facilidad en la interna.
Escuchar nota

(Desde Neuquén). Las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) de este domingo movilizan al gobierno de Neuquén en una suerte de incómodo plebiscito. Omar Gutiérrez deberá medirse en internas con el adversario que busca sucederlo en el 2023 y el resultado de esa elección bien podrá leerse como una ratificación del rumbo de la gestión o una señal de descontento.

La forzada competencia que se abrió cuando el ex vicegobernador Rolando Figueroa decidió presentarse como precandidato a diputado nacional obligó al oficialismo del Movimiento Popular Neuquino a poner bastante más de lo que suele en la instancia de primarias.

Las elecciones nacionales siempre son incómodas para el partido provincial cuyo fuerte es, precisamente, la disputa por el territorio puertas adentro.

Neuquén renovará en noviembre tres bancas de diputados que hoy se reparten el MPN, el Frente de Todos y Juntos por el Cambio. En el escenario previo al cierre de listas para estas PASO, la hipótesis repetida anticipaba que cada espacio conservaría su representación, pero el quiebre de la alianza amarilla ahora entusiasma al partido provincial y al kirchnerismo con arrebatarles ese escaño.

Gutiérrez puso a jugar en la lista Azul a la actual secretaria de Cámara, María Eugenia Ferraresso. Es arquitecta, fue concejal por la ciudad de Neuquén y se define feminista. La secunda el secretario del Interior, Osvaldo Llancafilo, un ex sobichista de aceitado vínculo con intendentes y comisiones de fomento.

Revancha se busca

En la vereda de enfrente está Figueroa, el hombre que co-gobernó con Gutiérrez en su primer mandato pero que, un año antes de finalizar la gestión, le compitió en interna para quedarse con la candidatura de 2019. ¿Es esta una revancha o una segunda derrota sepultará definitivamente sus aspiraciones para ser gobernador?

Gutiérrez llega a la elección con la economía en recuperación, Vaca Muerta otra vez en la senda del récord y tiene a su favor un eficiente operativo de vacunación que permitirá que el 95% de las personas mayores de 18 años, las que asistirán a las escuelas el domingo, tengan al menos una dosis contra el covid-19. El porcentaje de este segmento con el esquema completo alcanza el 65%.

Un escenario bien distinto al de cuatro meses atrás, cuando el conflicto de los trabajadores autoconvocados de salud puso en jaque al gobierno y a la actividad petrolera con 22 días consecutivos de cortes de ruta. Lo que siguió fue el período más crítico de la pandemia en Neuquén: los casos subieron, la ocupación de las  terapias intensivas superó el 100%, los pacientes sin cama tuvieron que ser atendidos en guardias, las muertes escalaron.

La médica Luciana Ortiz Luna, removida de la gestión por Gutiérrez en el 2020, se convirtió en una de las voces más críticas sobre el manejo de la pandemia. Hoy acompaña a Figueroa en la boleta como segunda precandidata.

Pereyra, testigo de la interna ganada

Las únicas PASO en las que pudo imponerse una lista opositora a la oficial fueron las de 2013, cuando el líder petrolero Guillermo Pereyra enfrentó a la entonces vicegobernadora Ana Pechen. El contexto era otro: el dirigente sindical pudo capitalizar el descontento antikirchnerista que una oposición desordenada no conseguía seducir y contaba con recursos y una estructura casi tan potente como la que ofrecía el partido.

Nada de eso tiene Figueroa. “Adonde vamos, cae después el helicóptero con el gobernador a repartir cosas”, fue la queja de la lista cuando comenzó la campaña. Dicen, a quien pregunta, que tuvieron que operar casi “en la clandestinidad”, con actos discretos, recorridas sin aviso previo y poco espacio en los medios de comunicación.

En el oficialismo aseguran están confiados, pero algunos movimientos en la última semana subieron el precio de la disputa. Hay cierto temor a que puedan fugarse votos propios, con descontento y maltratos acumulados, y por ello el leitmotiv, casi como un imperativo, es “lealtad”.

Gutiérrez reunió a la planta política del Estado el lunes en una arenga a todo o nada para comprometer el voto de funcionarios y trabajadores. Los dirigentes que se habían visto poco, como el vicegobernador Marcos Koopmann o el mismo líder del sector Azul, Jorge Sapag, difundieron videos en la previa de la veda pidiendo lo mismo. “Los integrantes de nuestra lista están comprometidos, no solo con la provincia sino con el gobierno de la provincia. Tienen la vocación de ser legisladores nacionales, no tienen proyecto personal”, diferenció el exgobernador.

La ley petrolera y la (relativa) unidad kirchnerista

La irrupción de la ley de promoción de inversiones hidrocaburíferas en la agenda electoral generó cortocircuitos entre el gobierno provincial y la Nación.

Algunos sectores del Frente de Todos no terminaron de entender la jugada del secretario de Energía, Darío Martínez, por ofrecer, aunque fuera involuntariamente, una plataforma de campaña al Movimiento Popular Neuquino. El gobernador Omar Gutiérrez exigió conocer el texto, criticó aspectos supuestamente contenidos en la norma, apeló a la defensa de los intereses neuquinos frente al centralismo de la Nación. Sumó a ese paquete un reclamo contra el mismo funcionario por más de 1.100 millones de pesos en regalías hidroeléctricas mal liquidadas a la provincia.

Visto de otro modo, también puso a hablar como protagonistas únicos del debate electoral al partido provincial y a la alianza kirchnerista, aunque fuera a través de dirigentes y no de quienes integran las listas.

El MPN no es el único partido con internas en las PASO del domingo. El Frente de Todos logró una lista de unidad que condensa a las principales vertientes del peronismo en Neuquén -la del senador Oscar Parrilli, la del secretario de Energía y la del parlamentario Ramón Rioseco- pero deberá competir igual.

La lista de Tanya Bertoldi, la precandidata que logró imponer Martínez en el primer lugar tras arduas negociaciones en Buenos Aires y amenazas de ruptura, se disputará el pase a las generales con la de Asunción Miras Trabalón y la de Fabián Ungar.

A diferencia de lo que ocurre con el partido provincial, aquí no hay dudas sobre el triunfo del oficialismo, aunque sí sobre la capacidad de daño que puedan dejar estos sectores marginales que, evalúan en el Frente de Todos, no trabajarán con ellos para la elección de noviembre.

Divisiones

El espacio busca un triunfo en la instancia de primarias que le permita proyectar dos bancas en la general. Si ello ocurriera, el actual diputado Alberto Vivero, segundo en la nómina, lograría prolongar su mandato otros cuatro años.

La expectativa no es descabellada: en la elección de 2017, el peronismo logró la mayor cantidad de votos, pero con listas separadas. Esa división, hoy saldada, fue la que abrió lugar a la “ola amarilla” para quedarse con el primer lugar, aún por encima del Movimiento Popular Neuquino.

Este domingo, en cambio, el quiebre estará en Juntos por el Cambio. La alianza no logró repetir su conformación y la Coalición Cívica ARI llevará una boleta en solitario. El partido de Elisa Carrió optó por el conductor radial y ocasional columnista de Baby Etchecopar, Carlos Eguía, quien apunta a capitalizar para sí el voto de derecha y antikirchnerista.

El PRO, la Unión Cívica Radical y Nuevo Compromiso Neuquino mantendrán los colores de la alianza, pero bajo el nombre Cambia Neuquén, e intentarán retener el “auténtico” voto del espacio con un empresario de la fruta, Pablo Cervi.

El bajo nivel de conocimiento del precandidato obligó a la visita de dirigentes y exfuncionarios del macrismo en la provincia como Patricia Bullrich, Guillermo Dietrich, Alfredo Cornejo y Martín Lousteau.

La incógnita sobre la participación

El domingo habrá 526.441 personas habilitadas para votar en las PASO de Neuquén. La provincia suele promediar una participación del 80% en esta instancia, pero el impacto de la pandemia sobre el humor social abre interrogantes sobre ese porcentaje. En el 2011, más de un 73% del padrón votó en la elección a gobernador cuando buena parte del territorio aún estaba bajo las cenizas del volcán Puyehue.

En el oficialismo provincial venían anticipando fuera de micrófono una asistencia de alrededor del 65% en estos comicios, pero el gobernador Omar Gutiérrez salió en los últimos días de campaña a pedir una concurrencia a las urnas “masiva”. El MPN tiene cerca de 100.000 afiliados propios en la provincia, por lo que su interna interpela a una quinta parte del padrón total.

En los cuartos oscuros habrá en total 13 listas por ocho partidos y alianzas políticas. El FIT Unidad será otro espacio con más de una propuesta: la del ceramista Raúl Godoy versus la de Priscila Ottón. Los demás espacios solo deberán competir por el piso del 1,5% de votos para llegar a la general. En esa situación estará Libres del Sur, con Jesús Escobar; el Partido Socialista, que encabeza Sandra Ferrero; y el Movimiento al Socialismo, con Lucas Ruiz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LAS MÁS LEÍDAS

1.

| 06/12/2024

Javier Martínez Álvarez: “La Argentina tiene que aprovechar la ventana de petróleo”

El presidente de Tenaris para el Cono Sur se refirió a los proyectos de midstream en los que participa la compañía y a la velocidad que debe tomar Argentina en la agenda hacia la transición energética. Detalló que trabajan en el Gasoducto Vicuñas – proyecto de TGN vinculado a toda la demanda de la minería de litio en las provincias de Jujuy, Salta y Catamarca-, la completación de Duplicar de Oldelval, el oleoducto Vaca Muerta Sur y el Duplicar Norte.
| 06/12/2024
El ejecutivo de YPF analizó los proyectos de infraestructura que la compañía lleva adelante, como el oleoducto Vaca Muerta Sur y la planta de producción de Gas Natural Licuado (GNL). Gallino anticipó que están por lanzar dos procesos de competencia más sobre instalaciones y una planta de separación. El ducto podría estar operativo en julio de 2026 y la planta de GNL exportaría el primer barco en 2030.
# 
| 06/11/2024
La empresa proyecta alcanzar en el cuarto trimestre de 2024 una producción de 85.000 boe/d. Además, espera que este segundo set de fractura se sume a sus operaciones en la segunda mitad del año. La firma también confirmó que, entre 2024 y 2026, planea poner en producción 138 pozos nuevos de shale oil.
# 
| 06/07/2024
La obra permitirá que el suministro de gas llegue a las familias de la zona, de forma segura. Permitirá ampliar infraestructura y hacer sustentable el desarrollo de la formación.
WordPress Lightbox