Post Trama – Wide 1

  
Horacio Turri, director de Exploración y Producción de Pampa Energía
La Argentina pasó a ser un país petrolero y tenemos que pensarnos como tal»
Vie 27
enero 2023
27 enero 2023
Las oportunidades que brinda la Cuenca Neuquina marcan un antes y un después para la consideración de la Argentina en el mercado hidrocarburífero mundial. De acuerdo con el director de Exploración y Producción de Pampa Energía, Horacio Turri, Vaca Muerta cambió el paradigma de un país con petróleo que pasó a ser petrolero.
Escuchar nota

Horacio Turri – Foto Daniela Damelio

La Argentina está en condiciones de ser un proveedor de gas natural a escala global. Como uno de los principales oradores del Energy Day, el director de Exploración y Producción de Pampa Energía, Horacio Turri, analizó esa posibilidad en función del desarrollo masivo de las riquezas de Vaca Muerta. “Contamos con la segunda reserva de gas no convencional más grande del mundo. Por eso no tiene ningún sentido restringir exportaciones de un recurso que abunda”, cuestionó. 

Consultado acerca de la licitación que apunta a cubrir los 11 millones de metros cúbicos (m3) por día que harán falta para llenar el Gasoducto Néstor Kirchner (GNK), el ejecutivo resaltó la importancia de sustituir importaciones de gasoil y gas natural licuado (GNL), en primer lugar, y de reemplazar la declinante producción de Bolivia, en segundo término. “La industria está preparada para subir ese primer escalón de los 11 millones de m3 a partir de julio del año que viene, a los que se les sumarían otros 3 millones a partir de enero y 7 millones más desde el invierno de 2024. Los primeros 14 millones de m3 creo que son alcanzables”, estimó.

En esa sintonía, Turri diferenció el proceso a llevar a cabo para lo que es la demanda de gas en invierno en contraposición con el resto de la temporada. “Lo que vemos a través de Transportadora de Gas del Sur (TGS) es que ese fluido debe ser adaptado para estar en condiciones de inyección a los asuntos troncales. El proceso de llevar una molécula de gas durante casi cinco meses de invierno al mercado es sumamente complejo y requiere de mucha coordinación en términos de inversión”, aseguró.

Según sus palabras, esta metodología contempla los gasoductos, las plantas de acondicionamiento y tratamiento de gas, la captación en yacimientos, y la perforación y completación de los pozos necesarios para ayudar cubrir la provisión durante el periodo invernal. “La lógica indica que lo que viene es la segunda etapa del gasoducto troncal, el cual permitiría llevar la oferta de invierno a cerca de los 40 millones de m3 para 2028. De esta manera, prácticamente se podrían reemplazar todas las importaciones del invierno, más allá de algunos picos puntuales que habrá que atender con barcos o con combustibles líquidos”, pronosticó.

Con respecto a los flujos económicos necesarios para el financiamiento de estos planes, precisó que TGS tiene dos negocios claros y distintos: el regulado, que es el de transporte, y el que tiene que ver con la separación de líquidos. “Todo lo vinculado con las plantas de acondicionamiento de gas con terceros, incluyendo productores, es un negocio desregulado. Es decir, que no impacta en la tarifa. Esto un negocio entre privados que llevarán adelante eventualmente los productores que necesiten acondicionar ese gas y TGS”, explicó. 

Proyectos productivos

TGS culminó en 2019 la planta de acondicionamiento en Tratayen, en Neuquén, obra que le permitió captar el gas no convencional de la Cuenca Neuquina e inyectar a los gasoductos troncales de transporte para abastecer a todas las regiones del país. Acerca de este emprendimiento, Turri adelantó que se está pensando en su expansión para llevarlo a cerca de 25 ó 27 millones m3 por día desde los 13 ó 14 millones de la actualidad. “Esos son negocios que se han hecho fundamentalmente con privados, con financiamiento de los accionistas. En algunos casos pueden ser financiados por el propio cliente, con un prepago de la inversión. Es una modalidad bastante común”, aclaró.

El directivo también se refirió a la iniciativa que lleva adelante TGS para la construcción de una planta de licuefacción en Bahía Blanca, con miras a favorecer la exportación del recurso. “Las plantas de licuefacción de gas son proyectos a largo plazo que implican un enorme capital intensivo. Desde el punto de vista técnico, por supuesto que es posible materializarlos. El punto es si la decisión de inversión resulta conveniente o no”, advirtió.

Por estos días se está avanzando, reveló, en el análisis técnico de una planta modular a instalarse en el puerto de Bahía Blanca. “El primer módulo estaría en el orden de los 4 millones de m3 por día. Eventualmente, el proyecto seguiría creciendo en módulos de 4 u 8 millones, dependiendo de cómo evolucione el gas y la regulación”, anticipó. 

En ese negocio, comentó, conviene dar los primeros pasos con cierta cautela. “Es más prudente iniciar ese camino con un crecimiento modular. Hay que considerar que este tipo de plantas prevén desembolsos del orden de los 1.000 millones de dólares, aparte de las inversiones satelitales. Sus niveles de producción son relativamente fáciles de colocar en el mercado y permiten aprender a conducirse en la senda del GNL, que obviamente representa una industria por descubrir”, argumentó.

Objetivo exportador

A decir de Turri, el GNL configura un nuevo paradigma que torna necesaria una ley de exportación para que los inversores tengan la certeza de que una vez que la planta esté construida, con toda la infraestructura asociada a su uso, no se va a generar ningún tipo de restricción. “El gobierno está avanzando positivamente en ese sentido. Una herramienta clave para que ello ocurra es el Plan Gas.Ar”, definió. 

Si la demanda argentina se mantiene abastecida por los próximos cinco años y eso logra una recurrencia en el tiempo, apuntó, no habría ningún motivo para no poder exportar. “Insisto: Vaca Muerta es la segunda reserva de gas no convencional más grande del mundo. No tiene sentido restringir exportaciones de un recurso que abunda”, enfatizó.

La formación de la Cuenca Neuquina, resaltó, hoy no es lo que era 10 años atrás. “Hace una década resultaba absolutamente inimaginable contar con 300 trillones de pies cúbicos (TCF) en reservas. Estamos hablando de una magnitud totalmente distinta a lo que es la realidad de Argentina en términos de consumo interno”, manifestó.

En cuanto a la capacidad de exportación, expuso que hoy la Argentina se halla básicamente restringida por problemas de infraestructura. “Dos grandes limitaciones que tenemos actualmente para poder exportar son la financiación del gasoducto troncal, por un lado, y la expansión de Oldelval, por otro. Las empresas se ven restringidas en su capacidad de exportación porque no tienen cómo llevar el petróleo”, afirmó.

Más allá de esto, detalló, Pampa Energía viene creciendo muy fuertemente en materia productiva. “En el año 2017 logramos extraer 7 millones de m3 por día en los picos invernales. Hoy estamos cerca de los 11 millones de m3 diarios. Hemos tenido, por lo tanto, una expansión sustancial”, reivindicó. 

La empresa, confirmó, participará activamente de la próxima ronda del Plan Gas.Ar. “Queremos tener participación en lo que es el market share de lo que viene. Veo a Pampa compitiendo e interviniendo en el segmento como un actor importante”, subrayó.

Horizonte petrolero

La situación económica actual y las posibilidades de desarrollo de la industria local de Oil & Gas son temas de reflexión permanente para el ejecutivo de Pampa Energía. “Siempre se dijo que la Argentina era un país con petróleo, pero no petrolero. Vaca Muerta llegó para cambiar ese paradigma. Y si pasamos a ser un país petrolero, entonces tenemos que empezar a pensarnos como tal”, expresó. 

A su criterio, el petróleo y el gas natural probablemente sean los factores que permitan ordenar los números deficitarios de la macroeconomía argentina. “Estoy seguro de que la puesta en valor a gran escala de los recursos de Vaca Muerta se convertirá en una enorme fuente de divisas para nuestras arcas”, vaticinó.

A modo de conclusión, Turri consideró que gracias a los recursos no convencionales la Argentina es un actor de alcance mundial en potencia. “Tenemos que avanzar decididamente en su exploración masiva. Me parece que ese es el pilar fundamental de un futuro mejor”, proyectó

Revista TRAMA completa: https://econojournal.com.ar/wp-content/uploads/2023/01/TRAMA-16-book_Final.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LAS MÁS LEÍDAS

1.

| 05/24/2024

El gobierno declaró la pre-emergencia del sector energético y cortó el gas a industrias en todo el país

El Enargas instruyó a que las transportistas y distribuidoras activen el corte de los servicios interrumpibles de gas. La medida afecta a estaciones de servicio que comercializan GNC, industrias y grandes comercios. La demanda actual está en torno a los 80 millones de m3 diarios, cuando en esta época se suele ubicar en los 60 millones.
| 05/24/2024
Se trata de Tecpetrol, Pampa Energía, Central Puerto y MSU Energy, las cuatro compañías con accionistas locales que aún no habían validado las condiciones de pago de la deuda acumulada por Cammesa y el Plan Gas durante el primer cuatrimestre del año. El ministro de Economía, que en las últimas semanas cortó la comunicación con los máximos referentes empresariales, había dado hace 10 días un ultimátum a los privados para que acepten el pago del pasivo con una quita del 50%.
| 05/23/2024
El gasoducto Néstor Kirchner transporta 11 millones de m3 de gas por día, pero podría estar transportando 22 millones si el gobierno no le hubiera retaceado el giro de fondos a las constructoras a cargo de las obras. El gobierno nacional mantiene una deuda de 40 millones con las constructoras Sacde y Contreras lo que impidió terminar las plantas para este invierno. Ahora, en cambio, debe importar combustibles líquidos de urgencia por 500 millones para afrontar el faltante de gas.
| 05/23/2024
La provincia de Río Negro garantizó una serie beneficios impositivos para que YPF la elija como sede para la salida del GNL y pueda desarrollar un polo energético que se complementaría con el oloeducto Vaca Muerta Sur, que ya está en ejecución.
WordPress Lightbox