Post Energia – Wide 1

  
ANÁLISIS
Una negligencia impensada en plena pandemia
Mié 2
septiembre 2020
02 septiembre 2020
Las últimas semanas empezaron a llegar facturas con importes que hasta triplican las boletas del año pasado. En parte es porque el gobierno no difirió una parte de las facturas de invierno.
Escuchar nota

A diferencia de los dos años anteriores, la discusión por el diferimiento de las facturas de gas del invierno estuvo totalmente ausente de la agenda que entabló el gobierno con las distribuidoras. Durante la administración de Cambiemos, que aplicó fuertes subas en las tarifas de gas, se optó por diferir una parte de las facturas de junio, julio y agosto —las más onerosas para los usuarios residenciales, comercios y PyMES— para reducir el impacto en el bolsillo de los consumidores. No fue una solución perfecta. De hecho, se improvisó sobre la regulación, que no preveía ese mecanismo. Y el Estado quedó debiendo a las distribuidoras una cifra millonaria en concepto de los intereses generados por el diferimiento.

La situación financiera de las empresas tampoco es la más solvente. La caja de las distribuidoras está complicada porque la cobrabilidad cayó significativamente durante la cuarentena. La cobrabilidad se empezó a recuperar recién en agosto.

Lo concreto es que en 2019 se decidió diferir en forma obligatoria un 22% del monto de las facturas de mayo a septiembre. Los usuarios terminaron pagando ese remanente durante los meses de verano. Esa fue la alternativa que encontró la gestión de Mauricio Macri de aplanar las facturas y contener el costo político que sufren los gobiernos cuando empiezan a llegar las boletas en estos meses de frío.

Negligencia

Era predecible que por la cuarentena el consumo de gas iba a aumentar. Y a partir de ese supuesto se descontaba que las facturas iban a ser más altas que las del año pasado. Es cierto que, en términos reales, si se tiene en cuenta la evolución del dólar, las tarifas de gas son un 30% más baratas que en 2019 por efecto del congelamiento.

Pero en los hechos, pese a que las tarifas no variaron, las facturas de invierno —que mide cuánto gas efectivamente se consumió en los meses de frío— sí variaron.

Ni el Enargas, ni el Ministerio de Economía ni el de Desarrollo Productivo, que hasta la semana pasada tenía a su cargo el área energética, pusieron foco en la cuestión.

¿Qué terminó pasando?

Desde fines de julio empezaron a llegar facturas residenciales mucho más altas que las recibidas el invierno pasado. En estas semanas crecieron los pedidos de informes de concejos deliberantes y de Defensorías del Consumidor que replican las denuncias recibidas por usuarios de gas y electricidad.

En la práctica, se configuró un combo ciertamente anticipable:

  1. Los usuarios consumieron más gas porque están aislados en sus hogares (se disparó el uso de artefactos de calefacción, hornos y cocinas). Incidió también el factor climático, dado que en julio se registraron temperaturas muy bajas.
  2. Eso provocó una recategorización de los usuarios, que elevó el cargo fijo incluido en las facturas y también del precio del gas con el que se calcular el cargo variable.
  3. Se facturó la tarifa plena sin diferir ningún porcentaje, a contramano de lo que sucedió en 2018 y 2019.
  4. La carga impositiva (se cobra un 20% de IVA y otros impuesto) terminó amplificando el aumento.

0 comentarios

  1. mas que negligencia es logico. Ademas de frezar las tarifas hay que modificar las categorías o patear los pagos para adelante? Proximo paso regalar el gas.

  2. A mí me gustaría conocer cuál es el costo que tienen las empresas para extraer el gas y, a partir de ahí, ver si lo que se está pagando es lógico o no. Ese número, el del costo, es el que Aranguren jamás quiso revelar…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LAS MÁS LEÍDAS

1.

| 05/24/2024

El gobierno declaró la pre-emergencia del sector energético y cortó el gas a industrias en todo el país

El Enargas instruyó a que las transportistas y distribuidoras activen el corte de los servicios interrumpibles de gas. La medida afecta a estaciones de servicio que comercializan GNC, industrias y grandes comercios. La demanda actual está en torno a los 80 millones de m3 diarios, cuando en esta época se suele ubicar en los 60 millones.
# 
| 05/15/2024
Los reintegros a las distribuidoras de gas por el régimen de Zona Fría, que cubre a la mitad de los usuarios del país, se saldarán por completo entre este martes y miércoles. Así lo confirmaron a EconoJournal allegados al ministro de Economía, Luis Caputo. Finalmente, el gobierno cancelará toda la deuda, que corresponde a los meses de enero, febrero y marzo de este año.
| 05/10/2024
El ministro de Economía, Luis Caputo, confirmó que suspendió la suba del precio del gas de invierno que estaba prevista para mayo. Tampoco aumentará el precio de la energía mayorista para los hogares que estaba programada para este mes. En tercer lugar, el titular del Palacio de Hacienda postergó la implementación del índice de actualización automática de las tarifas de gas y electricidad que tenía que empezar a regir el 1 de mayo.
| 04/17/2024
Economía & Energía estimó que la tarifa media nacional de un usuario SGP 1, que consume 285 m3 por año de gas, pasó de $1554 a $19.272 por mes. En un contexto de caída brusca de la demanda por la recesión económica, la suba de costos que provocarán las tarifas dejará contra las cuerdas a numerosas empresas.
WordPress Lightbox