Post Energia – Wide 1

  
Las razones de la renuncia del ex ministro
Una lista frustrada con nombres propios para asumir en la Secretaría de Energía, el elemento determinante de la salida
Dom 3
julio 2022
03 julio 2022
El ahora ex ministro de Economía había exigido al Presidente el desplazamiento del secretario de Energía, Darío Martínez, y de otros dos funcionarios cristinistas. Guzmán incluso llevó a Olivos una lista de nombres propios para ocupar esas posiciones. Pero Alberto Fernández descartó realizar cambios. ¿Habrá recambios en el área como prenda de oxigenación del nuevo gabinete económico que se conocerá en las próximas horas?
Escuchar nota

Martín Guzmán tenía pensado degustar este fin de semana unos chocolates de la tradicional bombonería Ritz que le había regalado, unos días antes, un técnico que aspiraba a sumarse en los próximos días al área energética del gobierno. En una reunión realizada el jueves pasado en Olivos, el ahora ex ministro de Economía había demandado al presidente Alberto Fernández el desplazamiento del secretario Darío Martínez, del subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, y del gerente general de Enarsa, Agustín Gerez, como condición necesaria para empezar a ordenar el descontrol de subsidios energéticos que generó el cristinismo por su negativa a actualizar las tarifas de gas y electricidad en línea con la inflación.

Guzmán tenía listo un organigrama paralelo con nombres propios para ocupar los cargos claves del sector energético. El ex titular de la unidad ejecutora del gasoducto Néstor Kirchner, Antonio Pronsato, que renunció a ese cargo a principios de junio disconforme por la lánguida gestión de Enarsa, iba a tener un lugar relevante en la estructura diseñada por Guzmán. Pronsato, que hilvanó un canal de confianza con el ex ministro por intermedio de Raúl Rigo, un técnico histórico del peronismo que conoce hace más de 20 años al ex interventor del Enargas, llegó incluso a reunirse en tres ocasiones con el economista formado en la Universidad de La Plata para definir los puntos más urgentes de la agenda energética. El primero de esos encuentros se concretó tres días después de la sorpresiva salida de Enarsa y sirvió para que Pronsato explicara a través de un pizarrón los principales hitos del proyecto de construcción del gasoducto a Vaca Muerta.

También estaba previsto convocar a Roberto Mandolesi, director de Nación Fideicomiso, para que se sume al nuevo equipo energético, aunque en su caso ni siquiera se llegó a sondearlo. A diferencia de los tres nombres cristinistas ya mencionados, Federico Bernal, otro funcionario alineado con la vicepresidenta Cristina Kirchner, iba a permanecer en su puesto si el take over hostil que imaginó Guzmán resultaba exitoso dado que en los últimos meses entabló una posición de mejor articulación con Economía.

Sin embargo, Alberto Fernández descartó el viernes el planteo de Guzmán y la trama de lo que pudo ser es hoy historia vieja.

Oxigenación

La anécdota, reconstruida por EconoJournal a partir de testimonios oficiales, sirve para graficar una realidad infranqueable que interpela al Presidente justo cuando intenta encontrar el reemplazante de Guzmán: ¿qué candidato estará dispuesto a asumir en el Palacio de Hacienda si eso implica convivir con funcionarios cristinistas que ya han demostrado que no tienen problema alguno en desobedecer una instrucción directa del titular de Economía? ¿Es factible que algún economista con prestigio ganado (como pueden ser Emmanuel Álvarez Agis, que este sábado se apuró en negar su interés en asumir el cargo) esté dispuesto a limar su capital personal por no controlar toda la botonera de la agenda macroeconómica?

Al margen de lo que termine sucediendo con el esquema de segmentación de tarifas que impulsaba Economía, que por su escaso grado de avance se convirtió en uno de los elementos determinantes de la salida del ministro, está claro que en los próximos tres meses algo habrá que hacer para evitar que los subsidios energéticos desborden la frontera de los US$ 15.000 millones en 2023. En ese punto coinciden la enorme mayoría de los economistas que escucha el sistema político.

Frente a ese escenario, ¿terminará siendo Darío Martínez una prenda de oxigenación para lavar la cara del área energética? Parece muy improbable que La Cámpora y el cristinismo suelten a Basualdo y a Gerez, dos emergentes que consideran propios. Martínez siempre fue un híbrido. Si la intención es ofrecer una imagen de recambio, suena verosímil que el neuquino termine dando un paso al costado. Habrá que esperar hasta la tarde del domingo para tener un panorama más claro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LAS MÁS LEÍDAS

1.

De Ridder
| 02/22/2024

Designaron a Luis De Ridder transitoriamente como subsecretario de Hidrocarburos hasta que Caputo apruebe la nueva estructura de Energía

Rodríguez Chirillo decidió avanzar con la designación para no demorar más el funcionamiento de un estratégica que todos los meses debe validar los certificados del Plan Gas que computan la producción que cada petrolera inyectó al sistema de fluido. Sigue en pie la intención de dividir ese área. Por lo tanto, cuando se publique el nuevo organigrama, Fernando Solanet asumiría al frente de la Subsecretaría de Gas Natural.
Segmentacion-Tarifas
| 02/21/2024
Los usuarios serán subsidiados siempre y cuando la Canasta Básica Energética represente más del 10% de los ingresos totales del hogar. Para su aplicación, se tendrá en cuenta la cantidad de personas que habitan el hogar, los ingresos y las biozonas climáticas.
garrafa
| 02/16/2024
La Secretaría de Energía estableció una actualización del precio máximo de referencia de la garrafa en $4.752 que, con impuestos y costos adicionales, rondará los $7.700. Asimismo, determinó que los subsidios cubrirán sólo un 23% del costo final de la garrafa cuando antes representaban el 80 por ciento.
Central Costanera
| 02/14/2024
Por medio de una nota a Cammesa, el secretario de Energía suspendió la firma de contratos de tipo PPA con los generadores que se adjudicaron la construcción de nuevas centrales termoeléctricas. Rodríguez Chirillo indicó que el gobierno prepara una normativa para reestructurar de fondo el funcionamiento del mercado eléctrico mayorista. Por lo que el avance de la licitación TerConf dependerá, en gran medida, de la letra chica de esa resolución. Fuentes privadas indicaron que aún no tienen certezas de qué sucederá con el proceso, que contempla inversiones por más de US$ 3000 millones.
WordPress Lightbox