Post Energia – Wide 1

  
Nueva regulación regional
Bolsonaro promulgó una nueva Ley del Gas: qué cambia en el mercado de Brasil
Vie 16
abril 2021
16 abril 2021
La nueva ley garantiza a empresas privadas (productoras, importadoras y comercializadoras de gas) el acceso a la infraestructura existente de gasoductos, propiedad de Petrobras. Brasil apunta a duplicar su producción de gas para 2030.
Escuchar nota

El presidente de Brasil promulgó esta semana la nueva Ley del Gas, una iniciativa que se enmarca en un programa oficial más amplio denominado como Nuevo Mercado del Gas. El nuevo marco regulatorio abre las puertas al capital privado fundamentalmente del sector del transporte y comercialización de gas natural. Es un paso estratégico, desde la óptica del gobierno de Jair Bolsonaro, en la política de reducir el monopolio de las empresas estatales en el sector energético.

La nueva Ley Nº 14.134 regula el transporte, tratamiento, procesamiento, almacenamiento, licuefacción, regasificación y comercialización del gas natural en Brasil, estableciendo cambios sustanciales:

  • Garantiza el acceso a la infraestructura de transporte (gasoductos) e instalaciones esenciales (como las terminales de GNL) para terceros (empresas privadas). Es decir, termina con el monopolio de Petrobras.
  • Reemplaza el sistema de concesiones por un modelo de autorización. La Agencia Nacional de Petróleo, Gas Natural y Biocombustibles (ANP) tendrá la competencia para autorizar la construcción de nuevos gasoductos y establecer los criterios para la fijación de tarifas.
  • Las tarifas para el transporte de gas natural serán propuestas por el transportista y aprobadas por la ANP, previa consulta pública, según criterios previamente establecidos por la agencia. En el caso de las instalaciones esenciales (como instalaciones de tratamiento o procesamiento de gas natural y terminales de GNL) las empresas podrán negociar con los propietarios la retribución a ser abonada.
  • Prohíbe una relación societaria de control directo o indirecto o de coalición “entre transportistas y empresas o consorcio de empresas que operen o ejerzan funciones en las actividades de exploración, desarrollo, producción, importación, carga y venta de gas natural”. Todas las empresas ya autorizadas a operar en transporte antes de la sanción de la ley tendrán un plazo de hasta tres años para adecuarse al nuevo marco.
  • Inaugura el modelo de entrada y salida: las empresas contratan capacidad de inyección (entrada) y evacuación de gas (salida) de los gasoductos de transporte. Se pasa del modelo actual de transporte de gas de punto a punto a un régimen de acceso a la red. Permitirá a los cargadores reservar capacidades de entrada y salida de forma independiente entre sí.

Rediseño

Los cambios introducidos apuntan principalmente a abrir y desconcentrar el mercado del gas. De ahora en más las empresas productoras, importadoras y comercializadoras de gas podrán pagar por utilizar los gasoductos, terminales de GNL y otras infraestructuras pertenecientes a terceros. También queda prohibido que una misma empresa actúe en todas las etapas de la cadena del gas natural, desde la extracción y producción hasta la distribución.

Petrobras es la principal compañía afectada por la nueva Ley: concentra casi el 80% de la producción nacional de gas y es propietaria de los más de 9000 kilómetros de gasoductos en el país. Esto último le permite, por ejemplo, ejercer un monopolio de facto sobre las importaciones de GNL, al ser dueña de las terminales y el transporte por tierra.

De todas formas, la petrolera estatal inició en 2015 un proceso de desinversión en algunos activos en el sector de gas natural y de reducción de su participación en ese mercado. Por otro lado, el gobierno habilitó en 2019 la infraestructura para el uso de terceros. Es decir, la nueva ley formaliza y acelera un proceso de desconcentración que ya se encontraba en curso.

Por otro lado, se puso fin a las licitaciones del Ministerio de Minas y Energía para la construcción de gasoductos. El proceso se simplifica y agiliza al delegar en la ANP  la competencia para autorizar nuevas construcciones. La red de gasoductos es pequeña para el tamaño de Brasil y esta subdesarrollada en el norte, por lo que requiere de un impulso veloz.

Nuevo Mercado de Gas

El programa “Novo Mercado de Gás” fue presentado por el presidente Jair Bolsonaro en 2019 con el fin de fomentar un mercado de gas natural “abierto, dinámico y competitivo” que genere las condiciones para la reducción de su precio. Según el Ministerio de Minas y Energía la nueva ley hace una amplia revisión del marco legal a favor de la formación de un mercado de ese tipo. Con esto se pretende “promover la competencia entre proveedores y la consiguiente reducción del precio final del gas natural para el consumidor”.

La expectativa oficial es que la nueva ley genere una baja significativa en los precios del gas y que crezca el consumo interno. En Brasil el gas cuesta arriba de los diez dólares por millón de BTU, uno de precios más caros del mundo. Incide negativamente en el crecimiento económico y especialmente industrial del país. “El Nuevo Mercado de Gas nos permitirá no solo incrementar las inversiones en el sector energético, como el gas y el petróleo, sino, principalmente, reindustrializar la economía brasileña. La industria llegó a ser el 20% del PIB y se redujo a alrededor del 10%”, afirmó el ministro de Economía, Paulo Guedes.

El gas natural se destina principalmente a la industria (43%), generación de energía eléctrica (38%) y vehículos a gas (9%), siendo los hogares solo el 2% del consumo, según la Asociación Brasileña de Empresas de Distribución de Gasoductos. La Federación de Industrias de Río de Janeiro estima que la ley puede llegar a generar inversiones en todo el país por 80.000 millones de reales (unos 14.200 millones de dólares) gracias a un mayor uso industrial del gas.

Importaciones y producción

El gobierno apunta a lograr un gran crecimiento en la producción de gas para el 2030. El Plan Decenal de Expansión Energética 2030 elaborado por la Empresa de Investigación Energética (EPE), con base en lineamientos del Ministerio de Minas y Energía, estima una producción bruta de 276 millones de metros cúbicos diarios en 2030. Brasil produjo 127 millones diarios en 2020.

Pero para llegar a ese ritmo de producción diaria debería existir un mercado interno capaz de absorber esa oferta, o la infraestructura necesaria para exportarla en forma de GNL. EPE prevé la construcción de otras dos terminales de GNL en los próximos 10 años, una en el estado de Río y  la restante en Pará.

Sin embargo, la producción estimada es principalmente de gas asociado a la producción de petróleo de presal. La falta de ductos para conectar las plataformas offshore con las costas brasileñas lleva a que hasta el 40% del gas producido tenga que ser re inyectado en los pozos. Con distancias que pueden llegar a los 300 km la competitividad del gas en las aguas de presal sigue siendo un tema de discusión en el sector.

En el mediano plazo se espera que la nueva Ley acelere aún más las importaciones de gas. De hecho,  en la misma semana de marzo en que la Cámara de Diputados sancionó la nueva ley, el ministerio autorizó a Shell Energy, Gas Bridge y Gerdau a importar un total de 66 millones de metros cúbicos diarios hasta 2024. Las dos primeras recibirán el gas a través de la terminal de GNL de Petrobras en el estado de Bahía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LAS MÁS LEÍDAS

1.

Gas-Brasil
| 02/15/2024

Enarsa suspendió la subasta que se iba a realizar este viernes para exportar gas a Brasil desde Vaca Muerta

Los envíos de gas natural de Vaca Muerta eran para la empresa Ambar Uruguaiana Energía. La exportación estaba prevista para el período que va del 21 de febrero al 30 de abril. Una fuente conocedora del sector aseguró a EconoJournal que “la suspensión pudo ser por una disidencia en las condiciones de la exportación”. “Oportunamente se informará nueva fecha” de la subasta, se limitaron a informar desde Megsa.
200954
# 
| 12/05/2023
La Organización de Países Exportadores de Petróleo invitó al Brasil a sumarse al esquema OPEP+. “Es un momento histórico para Brasil y la industria energética, abriendo un nuevo capítulo de diálogo y cooperación», dijo el ministro de Minas y Energía del Brasil. La OPEP+ acordó nuevos recortes voluntarios de producción, elevando el recorte voluntario total a 2,2 millones de barriles diarios entre enero y marzo de 2024.
Gabriela Aguilar, flanqueada por Pablo Brottier (Sacde) y Ricardo Hösel (Oldelval)
| 11/29/2023
La demora en la reversión del gasoducto Norte fue tema de conversación en un panel sobre infraestructura en el Energy Day. Gabriela Aguilar, gerenta general de Excelerate Energy, explicó que es factible realizar un swap de gas con Brasil para garantizar el abastecimiento en el norte argentino en caso de que esa obra no avance en tiempo y forma. «El factor fundamental es volver a tener un diálogo con el gobierno de Bolivia», analizó.
exposicion
| 11/15/2023
Se trata de exposiciones destinadas a la industria de la construcción y minería y las soluciones para gestión del agua y recuperación de residuos. Se llevarán a cabo en abril.
WordPress Lightbox